Álex de la Iglesia. Del cine como una de las Bellas Artes

Fecha: Desde el 06/10/2021 hasta el 16/01/2022
Horario: De miércoles a viernes, 10.00-20.00 h.; sábados y domingos, 12.30-20.00 h.
Sede: Filmoteca Española
Lugar: Madrid (Madrid)
Categoría: Exposiciones 
Institución organizadora: Filmoteca Española

Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
[0 votos]
facebook twitter myspace delicious meneame Icono compartir mas


Filmoteca Española propone un recorrido por el universo creativo del cineasta Álex de la Iglesia; esta iniciativa se suma a la programación en el cine Doré durante septiembre y octubre de una completa retrospectiva al director de ‘Balada triste de trompeta’ o ‘El día de la bestia’. La exposición, comisariada por el director de arte Biaffra, propone un recorrido por la obra cinematográfica del director a través de múltiples materiales vinculados a sus películas, series y proyectos irrealizados, como guiones, cartelería, planes de rodaje o productos de merchandising. Además, en relación con su etapa como creador de cómics antes de vincularse a la industria cinematográfica, se pueden ver algunos de los trabajos que desarrolló en los años 80 en Bilbao, tales como ‘Burdinjaun’, ‘La cosa de la ría’ o ‘El asunto Castafiore’ para La Gaceta del Norte.

"En su ensayo 'Del asesinato considerado como una de las bellas artes' Thomas De Quincey nos invita a contemplar el homicidio como un espectáculo digno de ser admirado. El autor sostiene que una vez cometido el asesinato y descartada toda posibilidad de ayudar a la víctima, lo inteligente es dejar de considerar las implicaciones morales del crimen y pasar a juzgarlo como una obra artística. Más allá del hecho de que un siglo de reflexión desde la estética nos haya invitado a ver el cine, en efecto, como una de las bellas artes, la referencia al ensayo del autor británico no podría estar más justificada para acercarnos a la obra de Álex de la Iglesia (Bilbao, 1965). Si la mirada fantástica y satírica de De Quincey subvirtió de forma sistemática la lógica y el buen gusto burgués de su época y abrió las puertas a una nueva manera de pensar la sociedad, la mirada de Álex de la Iglesia, también desde el humor negro, nos ayudó en su momento a entender la cultura de la España del período entre siglos, del mismo modo que contribuyó a la redefinición de sus modelos cinematográficos.

Con sus tragedias grotescas y sus comedias diabólicas -en la feliz descripción que sirve de título a la retrospectiva que le de dica Filmoteca Española- el cineasta ha ido trazando una obra que hoy muestra una coherencia plena. Tres décadas después de su debut cinematográfico podemos ver la filmografía de Álex de la Iglesia como el resultado de dos recorridos: uno con rumbo constante, guiado por una visión del mundo y una reflexión muy concreta sobre la naturaleza humana, y otro que transita un camino en zigzag, guiado por el afán de exploración y el método del ensayo y error.  El primero de estos recorridos ofrece la imagen de un cineasta de obsesiones firmes y estilo definido, perseverante en sus temas: España como juego y tragedia, la naturaleza carnavalesca de la vida y los aspectos más grotescos del ser humano, todo ello desde una decidida visión humanista. El segundo recorrido permite observar a un cineasta libre y erudito que diluye fronteras entre la alta y la baja cultura, la filosofía y la cultura popular, el arte elevado y las formas estéticas industrializadas.

Un creador dado a la experimentación y al juego formal que aplica el principio de que, aunque sea imposible renunciar del todo al “tema”, a menudo la forma es el fondo. Sea cual sea el recorrido elegido, las películas de Álex de la Iglesia en ningún caso parecen nacidas del impulso formalista o del frío cálculo matemático, sino que parecen nacidas de una pura energía creativa desbocada, una energía que se manifiesta en toda su intensidad en la dimensión material de su cine.

Esta exposición permite ver parte de la estructura profunda de la obra de Álex de la Iglesia, formada no solo por historias sino también por diseños de ideas y situaciones, en objetos (carteles, props) y elementos de previsualización (bocetos, dibujos, fotos) que reflejan la complejidad conceptual de los procesos creativos de un cineasta cuya primera vocación fue el cómic, y que siempre ha visto en el dibujo la manera natural de comunicar sus ideas".

Jordi Sánchez-Navarro, profesor e investigador

 

Entrada gratuita.

Exportar: Exportar
Por Administrador Agenda. Contactar

Galería de imágenes

COMENTARIOS

Para escribir comentarios es necesario estar registrado en el portal.

Enviar a un amigo

*Separe los destinatarios con comas. Max 5 correos electrónicos

captcha *Texto de verificación:

© Ministerio de Cultura y Deporte